Castillo de luis el loco

Cuando salimos del puente, la cola para entrar ya tiene varios metros.


  1. hacer amistades por internet gratis!
  2. Los castillos del Rey Loco!
  3. Luis II de Baviera - Wikipedia, la enciclopedia libre!
  4. versos para conocer a una mujer?
  5. Castillo de Neuschwanstein?
  6. Menú de navegación.

Visitar el Marienbrücke temprano es una buena elección. De camino a la entrada del castillo, el sendero nos regala una vista excelente.

Guia de viaje a Munich y Alpes Austriacos

Desde allí se puede ver el paisaje de cuentos que nos rodea con los lagos, bosques y en medio el castillo de Hohenschwangau. Pero pronto es nuestro turno para entrar así que tenemos que apurarnos. El sendero nos lleva justo por la base del castillo que se alza decenas de metros sobre nosotros y nos deja justo en la puerta fortificada. La sensación al entrar es un poco como entrar en Disney.

En el sentido de que es todo tan perfecto que parece una escenografía que armaron para una película y luego quedó para los turistas. La famosa torre cuadrada se alza sobre nosotros como si hubiese estado ahí desde hace cientos de años. Tanto blanco es sobrecogedor. Esto hace destacar el edificio de la puerta de entrada por el que acabamos de pasar. Su color rojo lo separa del resto como dando una señal. Desde allí contempló y dirigió la construcción hasta el día en que lo declararon demente. Es irónico pensar que Luis II quería el castillo para recluirse del mundo.

Hoy es visitado por 1. En verano unas caminan todos los días por las habitaciones que estaban destinadas a 1 sólo. Como en todo gran palacio, el interior del castillo del Rey Loco es un derroche de lujo y ornamentación. Es que Luis II se construyó un castillo medieval ideal pero no se privó de ninguna de las comodidades modernas. El castillo contaba con: En especial la historia de Lohengrin, el caballero del cisne, con quien el rey se identificaba.

La visita tiene una duración aproximada de media hora y termina en el balcón oeste del palacio. Nadie va específicamente a verlo pero no se puede negar que le suma peso al combo. Es verdad que después de recorrer Neuschwanstein es difícil que otro castillo nos impresione. Pero como comentamos al principio, no es una pérdida de tiempo y recomendamos que lo visiten.

Castillo de Neuschwanstein

Sí es verdad, el nombre asusta a simple vista. Pero antes de resolver el trabalenguas de la pronunciación veamos qué significa. En significado literal: Los alemanes nunca pierden tiempo pensando nombres. Una vez allí hacen clic en el altavoz el del lado izquierdo.

El castillo desde fuera hasta dentro

Como es sabido, Walt Disney se inspiró en el castillo del rey loco para crear el famoso castillo de la Bella Durmiente. Pero no sólo la belleza del edificio y su ubicación fueron fuente de inspiración. Como les contamos al principio, Neuschwanstein es producto de la fantasía idealista que existía en la cabeza de Luis II.

De leyendas y caballeros honrados. Un mundo de fantasía , como Disney.

Castillo del rey loco

Desde allí hay que tomar el bus 78 o 73 los dos hacen el mismo recorrido. Lis niños de hasta 17 años entran gratis. El costo de la entrada no incluye el transporte para subir al castillo. Para subir desde el pequeño poblado hasta el castillo del rey loco hay tres opciones:. El mejor lugar para alojarse es la cercana ciudad de Füssen. Tiene una variada oferta hotelera y gastronómica así como banco, supermercado, etc. En nuestra primera visita nos hospedamos en el hotel Gasthof Bräustüberl a pocos metros de la estación de trenes.

Un hotel típico con habitaciones amplias y acogedoras con buena relación precio-calidad. Tiene mucha información interesante sobre la historia del castillo y su creador así como datos para los visitantes. Interesante relato de la historia del castillo y muy completa la información. Me encantaría conocerlo. La inspiración de Walt Disney Ayuda al viajero Me gusta: Otros post que podrían interesarte.

Castillo del rey loco

Me gusta: Cuando se vio obligado a desterrar a Wagner bajo las acusaciones de que éste tenía demasiada influencia sobre él, Luis II se refugió en la idea de construir su mundo de fantasía en forma de castillos y fortalezas para satisfacer sus ilusiones. En la actualidad recibe 1,5 millones de visitantes cada año. A lo largo de todo el castillo también se puede contemplar el animal predilecto de Luis II: Pero no conviene sólo hacer el tour por el interior del castillo sino por los alrededores.

El Puente de María es el lugar desde el que todos los viajeros toman fotografías de recuerdo por la espectacularidad de las vistas. Elegido en la isla de Herrenchiemsee, en Baviera, entre los años y el rey Luis II ordenó construir este palacio para ser una réplica del palacio de Versailles, en Francia. Tras verlo en uno de sus viajes, quedó absolutamente maravillado y quiso reproducirlo en su tierra. Sin embargo, Luis II de Baviera se quedó sin fondos durante las obras y murió antes de verlo acabado. Por eso sólo consta del ala principal aunque ante el palacio se despliegan hermosos jardines con setos recortados, laberintos, grandes fuentes ornamentales y hasta un embarcadero privado en el lago Chiemsee.